Cómo sacarle provecho al turbo de tu Seat Ibiza TSI Coupe

A pesar de que es realmente una máquina de precisión; el turboalimentador es relativamente sencillo, y aunque el rango de operación del turboalimentador es de 1.000 a 200.000 rpm, con un mantenimiento apropiado puede prestar años de servicio seguro.

Un turboalimentador no necesita cuidados extraordinarios ni atención permanente. Requiere solo un mantenimiento periódico principalmente controles visuales de sus carcasas, conexiones y de los sistemas del motor de los que depende su operación correcta.

Saber cómo sacar el máximo de su turboalimentador es algo tan sencillo como recordar unos pocos “SI” y “NO”

SEAT-Ibiza-FR-Sport-Coupe--SC--4268_37

No culpe precipitadamente al turboalimentador cuando las cosas andan mal

Muchas veces se desmonta un turboalimentador en perfectas condiciones para repararlo por una sospecha de falla cuando en realidad la falla está en otra parte del motor.

¿Humo azul? Antes de desarmar el turboalimentador, verifique que el filtro de aire está funcionando correctamente siguiendo el manual del fabricante del motor. Después de hacer las inspecciones normales del motor que se hacen para descubrir la causa del alto consumo de aceite (por pérdidas o por desgaste), entonces se justifica revisar el turboalimentador.

¿Turboalimentador ruidoso? Podría ser algo tan sencillo como una conexión de presión sin apretar.

¿Humo negro? ¿Motor que pierde potencia? Siempre revise primero el motor.

Sí, recuerde los tres “destructores de turbos”

Hay tres causas principales que producen fallas prematuras en los turboalimentadores: 1. falta de aceite lubricante, 2. ingestión de objetos extraños y 3. la contaminación del aceite lubricante.

La falta de aceite va a aparecer primero como avería de los cojinetes lo que conducirá a rozamiento de la rueda, avería en los sellos y aún rotura del eje.

La ingestión de objetos extraños destroza o deforma los álabes de las ruedas de turbina y compresora, ocasionando desbalanceo, inestabilidad rotacional y finalmente averías en los sellos y cojinetes.

El aceite contaminado causará rayadura en el eje y los cojinetes, tapará los orificios de paso del aceite lo que producirá grandes pérdidas de aceite.

Partes del motor, trapos de talle, arena, pueden producir averías en el turboalimentador. Siguiendo las instrucciones en el manual de servicio del fabricante del motor en cuanto al mantenimiento de los sistemas de entrada de aire y filtrado de aceite se puede evitar las averías por ingestión de objetos extraños y aceite contaminado.

4. No intente repararlo usted mismo

El turboalimentador es una máquina sencilla pero a la vez fabricada con precisión. Algunas de sus tolerancias llegan a 0.0002 mm. No hay aquí lugar para el mecánico que no tiene entrenamiento especializado.

5. Sí, ataque las fallas antes de que estas empiecen

Al notar una pérdida de aceite, una vibración no usual o un sonido no acostumbrado que provenga del turbo, detenga el motor.

El inconveniente puede ser fácil de corregir – ahora. Pero si se permite que continúe, puede llegar a ser necesaria una reparación costosa.

Puesto que le turboalimentador funciona a muy altas velocidades, la más pequeña falla puede ser transmitida a través del conjunto rotante a otras partes, cojinetes, sellos, etc. El problema puede complicarse aún más cuando se incrementan las velocidades y cargas del motor. A altas velocidades, por ejemplo, un turboalimentador desprovisto de aceite puede sufrir daño en sus cojinetes en solo unos pocos segundos.

6. No intercambie su turboalimentador con el de otro motor

Cada turboalimentador es diseñado en cooperación con el fabricante del motor para una aplicación específica. El tamaño y potencia del motor, uso en carretera o fuera de ella, carga, altura, son solo algunos de los cientos de consideraciones que, analizados por computadora, entran en el diseño del turboalimentador.

7. Sí, recuerde porque su motor esta turboalimentado

Diferentes vehículos y equipos usan el turboalimentador con diferentes fines. Los más comunes son para: aumentar la potencia del motor, para compensar la reducida densidad del aire a grandes alturas o, muy comúnmente, para mejorar el consumo de combustible, reducir la contaminación del ambiente por los gases de escape o aumentar la potencia del motor.

Cualquiera que sea la razón, no intente aumentar la potencia de su motor incrementando la cantidad de combustible inyectada en los cilindros. Particularmente en automóviles nunca intente cambiar o regular los controles y actuadotes del turbo son asistencia especializada.

Su turboalimentador ha sido adaptado en fábrica para un rendimiento óptimo en el motor para el cual fue diseñado.

Presiones del múltiple, mayores que las que recomienda el fabricante del motor causadas por excesiva inyección de combustible o demasiada presión del turbo pueden dar lugar a un funcionamiento caliente del motor, daños en los pistones o cabezas de cilindros o desgaste prematuro de los cojinetes.

8. No se olvide del operador del equipo

Aún el mejor equipo, motor o turboalimentador, no va a rendir el máximo si el conductor u operador no está adecuadamente entrenado.

Los motores turboalimentadores necesitan ser reparados correctamente para evitar daños en los cojinetes. Si se detiene el motor desde altas r.p.m., el turboalimentador continuará girando después de que la presión de aceite del motor haya bajado a cero.

La demora en establecer la presión de aceite puede ser causa de daños en el turboalimentador. Al arrancar antes de llevar el motor a altar r.p.m. deberá dejarse pasar por lo menos 30 segundos para permitir que la circulación de aceite esté establecida en el turboalimentador.

9. Si, para darle servicio a su turboalimentador, llévelo al especialista

La utilización de partes no legítimas puede dar lugar a un rendimiento inferior, a la posibilidad de daños al motor, y a la anulación de la garantía de su equipo.

10. No abandone a un turboalimentador cansado

Así, con un buen programa de mantenimiento preventivo, su turboalimentador puede mantenerse en óptimas condiciones para brindarle un óptimo rendimiento.

Hemos preparado estos “SI” y ”NO” para ofrecerle una guía breve sobre el servicio correcto de los turboalimentadores.

Si requiere información adicional o más detallada sobre el mantenimiento, operación o aplicación de turboalimentadores estaremos gustosos de prestarle la asistencia técnica que usted requiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s